Saint-Paul-de-Vence es uno de los pueblos más bonitos de Francia. Situado en la costa Azul, en lo alto de una colina entre Antibes y Niza, ha conservado todo su encanto de tiempos pasados. Fue completamente restaurado pero sus calles y todos sus edificios medievales son originales. Sus murallas,...