Aprender un idioma requiere motivación, constancia y paciencia. El francés no es difícil para los hispanohablantes; como el español, es una lengua romance, lo que implica que los dos idiomas tienen una estructura parecida y muchas palabras con la misma raíz. Si eres principiante o si...