La utilización de los verbos en forma pronominal es parecida en francés y en español. Sin embargo, hay que tener en cuenta ciertas diferencias:

A algunas formas pronominales en francés, no les corresponden formas pronominales en español, como por ejemplo en los verbos:

S’écrier              gritar
S’exclamer       exclamar
S’enfuir              huir
Se méfier         desconfiar
Se passer de   prescindir…

 Le cambrioleur s’enfuit avec le butin.
El ladrón huye con el botín.

Ton voisin se méfie de tout le monde.
Tu vecino desconfía de todo el mundo.

 A algunos verbos que no son pronominales en francés, sí les corresponden formas  pronominales en español.
Ejemplos:

Oser                   atreverse
Rester               quedarse
Avoir honte   avergonzarse
Tomber             caerse
Manger             comerse
Bouger              moverse
Oublier            olvidarse.

 Il n’ose pas lui dire la vérité.
No se atreve a decirse la verdad.

Reste tranquille !
¡Quédate quieto!

 Hay que tener en cuenta que las formas pronominales son más abundantes en español que en francés.

Il passe son temps à lire
Se pasa el tiempo leyendo.

Mettez votre écharpe.
Póngase la bufanda.

Il a bu un café.
Se ha bebido un café.