El Hexágono

Descubrir Francia

Etiqueta: Descubre Francia (página 1 de 2)

LA CONCIERGERIE EN PARÍS

 

 

Paris – La Conciergerie – Photo Ricardo André Frantz

La Conciergerie es un edificio majestuoso que bordea el río Sena en “l’Île de la Cité”.

Paris – La conciergerie

Construida a partir del siglo X, es el antiguo “Palais de la Cité” dónde vivieron los reyes de Francia hasta el siglo XIV. Se encuentra en un lugar, entonces estratégico para resistir a posibles ataques enemigos

En 1370, el rey Charles V dejó este palacio para alojarse en el del Louvre. A partir de esta fecha, la planta baja del edificio se utilizó como prisión y la planta superior albergaba un tribunal de justicia.

El rey, sin embargo continuó  utilizando el palacio de la Cité para sus grandes recepciones.

El cuidado y la administración del palacio, que ya no era la residencia oficial del rey sino ocasional, fueron confiados a un conserje y poco a poco se fue llamando Conciergerie al conjunto de los edificios.

De construcción medieval, el palacio muestra sin embargo las huellas de las modificaciones que han tenido a lo largo de los siglos.

Paris- La Conciergerie – La Tour de l’Horloge

Los elementos exteriores más representativos de la Edad Media son sin dudas las torres.

Paris – Lhorloge du palais de la Cité – Photo Le Scripteur

La Torre de l’Horloge, de forma cuadrada, de espesos muros y de 47 metros de altura, lleva el reloj público más antiguo de la ciudad de París, construido en 1370 por el relojero Henri de Vic.

Paris-La conciergerie – La tour César et la tour d’argent – Photot MarcJP46

La Tour d’Argent era el lugar donde se guardaba el tesoro real. Su gemela, la Tour César, construida por el rey Philippe le Bel, debe su nombre al hecho de encontrarse sobre la base de un edificio  galo- romano. La Tour Bon-bec, es la más antigua. En una de sus salas se “obligaba” los presos a confesar…

Paris – La conciergerie – La Salle des Gens d’Armes – Photo NonOmnisMoriar

En el interior del palacio, la Salle des Gens d’Armes (la Sala de la Gente de Armes) edificada entre 1301 Y 1315 por Philippe le Bel, servía de antesala y de comedor para los numerosos empleados al servicio del rey.

Paris – La Conciergerie – La Grande Salle

En la Gran Sala, se organizaban las recepciones y las comidas se servían en una gran mesa de mármol negro.

Paris – La conciergerie – La cour des femmes

Durante la Revolución, la conciergerie se siguió utilizando como prisión y la mayoría de los presos fueron guillotinados. Allí permanecieron Danton, Robespierre entre otros, y Marie Antoinette antes de su ejecución.

Paris -Conciergerie – Rue de Paris – Photo Chatsam

En el siglo XIX, el rey Louis-Philippe suprimió una grande parte de los calabozos.

La conciergerie conservó su prisión hasta 1914, fecha en la que se convirtió en monumento nacional y se abrió al público.

Paris – La Conciergerie – Le quai de l’Horloge – Photo Dino Quinzan

Hoy, pertenece al patrimonio mundial de la UNESCO.

 

LA IGLESIA DE LA MADELEINE EN PARIS

 

 

Paris – Eglise de la Madeleine – Photo Daderot

La singular iglesia de la Madeleine en París se encuentra entre la plaza de la Concorde y la Ópera Garnier y enfrente de la Asamblea Nacional situada en la otra orilla del Sena.

Paris – Façade sud de l’église de ls Madeleine – Photo Wikipedia

No hay campanarios ni cruces que indican que es una iglesia. Este imponente edificio neoclásico, de 108 metros de largo y 43 metros de ancho, fue concebido como un templo griego.

Paris – Extérieur église de la Madeleine

Cincuenta y dos columnas corintias de 20 metros de alto lo rodean y en sus muros treinta y cuatro nichos albergan estatuas de santos.

Paris – Fronton de la Madeleine

En el amplio frontón meridional, una escultura de Henri Lemaire representa a María Magdalena suplicando a Cristo en el Juicio Final.

Paris – La Madeleine relieve puertas de bronce -Photo Thierry Larère

Las puertas principales de bronce son excepcionales, tanto por sus dimensiones como por su ligereza debida a la técnica de fundición utilizada. Son obra de Henri de Triqueti y están adornadas de relieves representando los Diez Mandamientos.

Paris – Rue Royale – La Madeleine

La construcción de la Madeleine empezó en 1764 bajo el reino de Louis XV y se terminó en 1842. A lo largo de estos años se atribuyó varias destinaciones al edificio. El primer proyecto era de una iglesia y fue interrumpido durante la Revolución. En 1806, Napoleón I decidió utilizarlo para hacer un “Templo de Gloria” dedicado a los soldados de la Gran Armada, pero abandonó la idea después de la inauguración del Arco de Triunfo. Fue de nuevo destinado a ser una iglesia, hasta que el rey Louis Philippe pensó en utilizarlo como estación de ferrocarril… Al final renunció a esta idea, y en 1845 la Madeleine fue consagrada oficialmente como iglesia católica.

Paris – Église de la Madeleine – intérieur

En interior de la Madeleine tiene una sola nave. Su estilo barroco contrasta con el exterior del edificio. Desde sus cúpulas profusamente decoradas se difunde una suave luz cenital. Numerosas pinturas y esculturas de artistas célebres ornan la iglesia.

Paris – Eglise de la Madeleine – Photo Didier Descuens

En el altar mayor la escultura que representa el éxtasis de María de Magdalena es de Charles Marochetti y el fresco sobre la historia del cristianismo es de Jules-Claude Ziegler.

Paris – l’orgue de l’église de la Madeleine – Photo Mbzt

Una de las piezas más relevantes de la iglesia es sin duda el órgano de 1846 de Aristide Gavillé-Coll, uno de los mejores de Paris. Este magnífico instrumento ha tenido siempre prestigiosos titulares como Camille Saint-Saëns y Gabriel Fauré…

Durante todo el año la Madeleine ofrece excelentes conciertos de música clásica.

 

NIMES, UNA CIUDAD ANTIGUA Y MODERNA

 

Nîmes

Nîmes

La ciudad de Nîmes se encuentra entre las montañas de “ Cévennes” y el mar Mediterráneo.
Su origen se remonta al siglo XI a. C., cuando en este lugar, una tribu celta fundó un poblado al lado de una fuente sagrada.
En el siglo II a. C., fue colonizada por los romanos, que la llamaron Nemausus, y se convirtió en uno de los centros más importantes de la Galia romana por su situación en la vía Domitiana que unía Italia con España.

Nîmes posee un rico patrimonio histórico, cultural, e arquitectónico.

Nîmes – Les arènes – Photo Andim

El más llamativo es sin duda “les Arènes”. Este anfiteatro romano, construido a finales del siglo I a. C. es uno de los mejores conservados del mundo. Mide 133 metros de largo por 101 de ancho, tiene trazado es oval tanto en la arena como en las gradas y puede acoger 20 000 personas. En la actualidad, se utiliza para conciertos, corridas de toros y todo tipo de espectáculos.

Nîmes – La maison carrée – Photo Dennis Jarvis

La “Maison Carrée”, también edificada en el siglo I a. C., es un elegante templo romano con columnas corintias. Su transformación en iglesia en el siglo IV, la libró de la destrucción de los templos paganos, que tuvo lugar a principio de la era cristiana y hoy se encuentra en perfecto estado de conservación.

Nimes Carré d’Art – Photo Wolfgang Staudt

En frente, el Carré d’Art, diseñado por el arquitecto Norman Foster es un edificio de cristal, hormigón y acero inaugurado en 1993. Alberga un museo de arte contemporáneo y la biblioteca municipal y se ha convertido en un lugar emblemático de la ciudad.

Nimes – Tour Magne

La tour Magne es un edificio pre-romano transformado en la época del emperador Augusto. Se sitúa en lo alto del monte Cavalier, al noroeste de Nîmes, y era una de las torres de la muralla romana que protegía la ciudad.

Nîmes-La source de la Fontaine – Photo Daniel Villafruela

Un bonito pinar la separa de los jardines de la Fontaine dónde se encuentra el manantial que es el origen de la ciudad.

Nîmes- Le temple de Diane – Photo Przemyslaw Sakrajda

Este magnífico jardín a la francesa, con numerosas plantas mediterráneas, un estanque, una doble escaleras y canales de regulación alberga el templo de Diana.

Nîmes – Cathédrale Notre-Dame-et-Saint-Castor – Photo Cancre

La catedral Notre-Dame-et-Saint-Castor fue edificada en el siglo XII. Destruida en gran parte durante las guerras de religiones, se reconstruyó en el siglo XVII. Solo la torre norte y parte de las esculturas de la fachada pertenecen al edificio románico de origen.

Nîmes – Musée Archéologique – Photo Millevache

La ciudad tiene también varios museos muy interesantes: el del Vieux Nîmes, el de Bellas artes, el de Historia Natural y un museo des “Cultures Taurines” único en el mundo.

Nîmes – La maison romane – Photo EmDee

Dos casas en Nîmes son representativas de la época medieval: La maison romane  y la maison del “Avocat des pauvres”.

Nîmes – Hotel de l’Académie

Durante los siglos XVI y XIX, la ciudad fue muy próspera gracias a la manufactura textil y se construyeron muchos hoteles particulares como l’Hôtel de l’Académie, l’Hôtel Fronfroid o le Château Fadaise…

Nîmes – Un paseo -Feria de 2013 – Photo Fusio11

Nîmes también es muy famosa por sus ferias, la de Pentecostés y la de la Vendimia, que atraen cada años alrededor de un millón de visitantes.

Nîmes – Feria de Pentecôte

Durante estas fiestas se celebran corridas de toros, encierros, peñas y bailes.

Nîmes – Les Grands Jeux Romains

Muchas otras manifestaciones culturales y artísticas tienen lugar a lo largo del año: el festival de flamenco en enero, en abril, los Grandes Juegos Romanos, en julio el Festival de Nîmes con grandes conciertos.

Nîmes – Les arènes – Photo G CHP

Nîmes es una ciudad muy orgullosa de su pasado, y a la vez, muy actual y moderna.

 

RENNES, CAPITAL DE BRETAÑA

 

Rennes – Maisons à pans de bois – Photo rosier

Situada en el Arco atlántico, a 55 kilómetros del mar y en la confluencia de los ríos Vilaine e Ille, Rennes es una ciudad que asombra y seduce por su dinamismo, por la amabilidad de su gente y por la riqueza y la diversidad de su patrimonio.

Su nombre viene del pueblo galo que la fundó, los riedones.

Rennes – La Vilaine – Photo EriÇFr

La historia de Rennes abarca varios siglos durante los cuales desarrolló su poder político, conservando hasta la Revolución Francesa, cierta autonomía frente la autoridad de los reyes.

En 1720, la ciudad sufrió un terrible incendio y el centro medieval que era de madera fue parcialmente destruido y reconstruido con piedra. Posee sin embargo numerosos monumentos que son testigos de su importante pasado.

Rennes- Place des Lices

En el centro del casco antiguo, se encuentra la plaza des Lices, bordeada al norte con casas del siglo XVIII, algunas de piedra y otras con entramados de madera, y al sur por dos mercados diseñados por Jean-Baptiste Martenot. En la Edad Media, este lugar era un campo cerrado donde se celebraban torneos de caballeros..

Rennes – Marché des Lices – Photo ENo

Desde 1965, todos los sábados se instala un importante mercado que ofrece productos de toda la región y crea un ambiente muy particular y muy animado.

Rennes – Porte Mordelaise – Photo Thomas Bresson

Muy cerca, con sus dos torres, la Porte Mordelaise, reconstruida en el siglo XV, era parte de las murallas que protegían la ciudad.

Cathedral-Saint-Pierre-Photo-Man-vyi

La catedral Saint-Pierre, donde fueron coronados los duques de Bretaña, también fue parcialmente reconstruida en el siglo XIX.

Rennes – Cathedrale Saint-Pierre orgues

En el interior, destacan, el altar mayor realizado con mármoles procedentes del Foro de Roma, el Gran Órgano, y las imponentes bóvedas.

Rennes – Chapelle Saint-Yves – Photo Sémhur

La Capilla Saint-Yves, de estilo gótico flamígero, tiene valiosas decoraciones tanto en el exterior como en el interior. Actualmente alberga la oficina de turismo de Rennes.

Rennes – Hotel de Ville – Photo Édouard Hue

El Hotel de Ville, del siglo XVIII es de piedra calcárea y de granito. Se compone de dos edificios clásicos unido por una construcción curva donde se alza la torre del reloj.

Rennes – Théâtre de l’Opéra – Photo rosier

En frente, la forma redonda de la Ópera corresponde al arco de la fachada del ayuntamiento creando así una armonía entre los dos edificios.

Rennes – Musée des Beaux-Arts – Photo XIIIfrom TOKYO

En el antiguo palacio universitario, el museo de Bellas Arte alberga numerosas obras de grandes maestros: Rubens, Veronese, Picasso…

Rennes – Les champs Libres – Photo Alain Amet

Les Champs Libres, es un lugar cultural concebido por el arquitecto Christian de Portzampac. Este edificio de color rosa y gris, tiene tres espacios, en forma de dolmen, de menhir y de pirámide invertida, dedicados respectivamente al museo de Bretaña, al área de las ciencias con su planetarium, y a la biblioteca de Rennes.

Rennes – Parc du Thabor – Photo Abujoy

El Parc du Thabor, antiguo vergel de los monjes de Saint-Mélaine fue diseñado por Denis Bühler durante el segundo imperio. Tiene una superficie de más de 10 hectáreas donde se mezclan los jardines de estilo francés  e inglés.

Rennes – Parc du Thabor

Tiene un importante jardín botánico y una magnífica rosaleda. Es un lugar ideal para pasear y relajarse pero también para disfrutar de todos los eventos culturales que propone, como exposiciones y conciertos de todo tipo.

Rennes – Galette-saucisse -Photo Trizek

Y no olvidemos mencionar la especialidad culinaria de Rennes: la galette-saucisse. Es un crepe de trigo negro (la galette) enrollada alrededor de una salchicha hecha a la barbacoa, dos productos característicos de la región. Se suele comer en la plaza de Lices y en todos los festivales y eventos deportivos, especialmente los partidos de futbol disputados en el estadio de la ciudad. En 1990, dos seguidores del club de Rennes crearon una canción que titularon “Galette-saucisse, je t’aime”, que se hizo popular y que se suele cantar en el estadio durante los partidos por los hinchas del club…

 

CONQUES, UN PASEO POR LA EDAD MEDIA

 

Conques – Photo J-F Devignes

El pueblo de Conques, clasificado entre los más bonitos de Francia, se encuentra en el departamento de Aveyron en la región de Occitanie.

Conques

En medio de una naturaleza exuberante, ha conservado intactas, sus calles antiguas bordeadas de casas con entramados de madera, sus edificios, sus fuentes y parte de sus murallas, que forman un conjunto románico excepcional.

Conques – Village et abbatiale

Su nombre proviene del lugar en forma de concha donde se encuentra, en la confluencia de los ríos Ouche y Dourdou.

Le Dourdou à Conques – Photo Adrianstork

En el siglo VIII, el abad Dadon se instaló en este entorno tan propicio para la meditación y con otros monjes, fundó una comunidad.

Conques et abbatiale Sainte-Foy – Photo Philip Capper de Wellington

La abadía y el claustro construidos entre los siglos X y XI son una obra maestra del románico.

 

En el siglo XI, la abadía se convirtió en un lugar de peregrinación gracias a las reliquias de Sainte Foy, una de las primeras mártires de la cristiandad, traídas de Agen, y también en una de las principales etapas del camino de Santiago, la vía Podiensis que pasa por Puy-en-Velay. Hoy numerosos peregrinos que van a Santiago siguen haciendo una parada en Conques.

Conques Abbatiale – Photo Mattana

En el siglo XV, con la llegada del protestantismo, la abadía fue parcialmente quemada y quedo abandonada. En el siglo XIX, fue Prosper Mérimée entonces inspector de monumentos históricos, quien la mandó restaurar. Declarada monumento histórico en 1836, la abadía está inscrita también en el patrimonio mundial de la UNESCO.

Conques extérieur de l’abbatiale – Photo Elliesram13

La abadía es un magnífico edificio de líneas depuradas, con delicados capiteles y bellas esculturas.

Conques nef de l’abbatiale – Photo I. Camster

El interior es elegante y austero y se eleva a una altura de 22 metros con tres pisos de arcos coronados por 250  capiteles labrados.

Conques vitraux abbatiale – Photo Christophe Finot

Las vidrieras, contemporáneas, son de Pierre Soulages. El artista que escogió un cristal no coloreado como lo exigían las reglas de los monjes, ha sabido respetar y magnificar el estilo del edificio.

Conques – Abbatiale tympan – Photo PA

En el portal occidental de la abadía, el tímpano del Juicio Final es considerado como una obra fundamental de la escultura románica, tanto por su gran valor artística como por sus medidas de 6,70 metros de ancho y 3, 60 metros de alto.

Pièce orfèvrerie trésor de conques

El tesoro de Conques, expuesto en el antiguo refectorio de los monjes, alberga la colección más valiosa de orfebrería religiosa de los siglos IX a XVI de Francia, y varios relicarios del siglo XI.

Statue reliquaire de Sainte Foy de Conques – Photo ZiYouXuntLu

La pieza más importante es la estatua relicario de Saint Foy del siglo IX, de oro y plata sobre madera, con piedras preciosas.

 

 

TOURS, CIUDAD DE ARTE E HISTORIA

 

 

 

Les toits du Vieux Tours

En el centro de la región de los castillos del Loira, Tours, declarada ciudad de arte e historia, tiene una posición privilegiada.

La Loire et le pont Wilson à Tours – Photo Guill37

Se encuentra en las riberas de los ríos Loire y Cher, en el departamento de Indre-et-Loire.

Vieux Tours – Place des Chanoines – Photo Desprez37

Es una ciudad tranquila, agradable y cargada de historia.

Tours rue Georges Courteline – Photo Desprez

Fue la capital del reino de Francia en los siglos XV y XVI y sus edificios y monumentos son los testigos de su pasado prestigioso. Su nombre proviene de los “turones”, un pueblo galo que vivía en el lugar hace más de 2000 años.

Tours Place Plumereau – photo Gérard Jalaudin

En el centro del casco antiguo, la plaza Plumereau es sin duda la más bonita y la más animada de la ciudad; la gente suele reunirse en las terrazas de sus bares y restaurantes.

Place Plumereau – façades – photo Parsifall

Las casas que la rodean, la mayoría con entramados de madera, son del siglo XV y son monumentos históricos.

Tours – Escalier rue Colbert – Photo Desprez37

La mejor manera de descubrir el barrio antiguo, es deambular por sus calles estrechas y disfrutar de la belleza de las fachadas de los edificios, de las antiguas tiendas de madera, los patios interiores y las magníficas escaleras de madera que recuerdan el brillante pasado de Tours.

Tours – Cathérale Saint-Gatien

La catedral Saint-Gatien sorprende por los diversos estilos de arquitectura que presenta. Fue construida sobre la base de un edificio románico entre 1170 y 1547. Su fachada es de estilo gótico flamígero. Las bases de sus torres son románicas y el resto de estilo renacentista.

Tours – Intérieur de la cathédrale Saint-Gatien- Photo BUFO88

La riqueza de la decoración exterior es impresionante. En el interior, más sobrío, las vidrieras medievales del coro son magníficas.

Cerca de la catedral Saint-Gatien, en el antiguo palacio de los arzobispos, se encuentra el museo de Bellas Artes que expone una llamativa colección de pinturas italianas del trecento y del quattrocento, así como obras de Rubens, Rembrandt, Delacroix, Degas, Monet…

La basílica Saint-Martin, se sitúa en el lugar de uno de los santuarios más importantes de la cristiandad del siglo XI, que se derrumbó en 1797. Fue reconstruida entre 1887 y 1902. En la cripta se encuentra la tumba de san Martin.

El castillo de Tours tiene un brillante pasado. Allí se celebró la boda de Marie d’Anjou y del futuro rey Charles VII y también la victoria de Juana de Arco a su vuelta de Orleans. Hoy alberga exposiciones de arte contemporáneo.

El museo del “compagnonnage”, instalado en la antigua abadía de Saint-Julien expone colecciones excepcionales: son obras de artesanos de diferentes oficios: tejedores, cordeleros, torneros de maderas, herreros, carpinteros, curtidores…

El jardín “des Prébendes d’Oé” fue creado en una antigua zona pantanosa. Es un bonito jardín “a la inglesa” con una gran variedad de arboles y flores y un lugar encantador para pasear y relajarse. Se dan conciertos de música en sus quioscos.

LES CRÊPES DE LA CHANDELEUR

 

 

La chandeleur (la candelaria), es la fiesta de las candelas y se celebra el 2 de febrero.

Su origen es pagano y se celebraba en muchos pueblos antes de la era cristiana. Los romanos por ejemplo, solían recorrer los campos con antorchas para purificar la tierra antes de la primera siembra.

Presentation de l’enfant Jésus au temple de Andrea Mategna

Fue incorporada al cristianismo en el siglo V, con esta fecha del 2 de febrero, para representar un episodio bíblico: la presentación al templo del niño Jesús, cuarenta días después de su nacimiento. En este día, se encienden numerosos cirios en las iglesias.

En Francia, la Chandeleur es también el día de las crepes . Según la creencia popular, con su color dorado y su forma redonda la crepe representa el sol. Este delicioso postre celebraría pues, la vuelta de los días más largos y anunciaría la llegada de la primavera y el renacimiento de la naturaleza.

Se decía que si no se preparaba crepes el día de la Chandeleur, la harina del año se estropearía.

Una de las tradiciones que perdura hoy, es la de dar la vuelta a la crepe, haciéndola saltar en el aire, sosteniendo la sartén en una mano, y unas monedas en la otra. Esto garantiza que se tendrá suerte y prosperidad durante todo el año… si la crepe aterriza perfectamente y sin doblarse en la sartén…

Les Navettes de la Chandeleur de Marseille

Pero las crepes, aunque sean los más representativos, no son los únicos postres de la Chandeleur. En Marsella se pueden degustar las “navettes”,  unos exquisitos pastelitos con forma de barca, aromatizados con azahar.

En Córcega, las crepes se hacen con harina de castañas.

Aquí os dejo una receta de crepes por si os animáis a celebrar la Chandeleur a la francesa.

 

Ingredientes:

250g de harina  –     ½ litro de leche – 2 huevos – 30 g de azúcar – 20 g de mantequilla – un poco de ron – una pizca de sal

 

Derretir la mantequilla y mezclarla con la harina, los huevos y el azúcar y la sal, añadiendo la leche poco a poco.  Batir la masa hasta que quede muy homogénea.

Dejarla reposar una hora.

Untar una sartén con un poco de aceite y ponerla a calentar.

Verter un poco de masa con un cazo, extenderla, dejarla cuajar por un lado y darle la vuelta. Sacar la crepe cuando este dorada y repetir la operación hasta acabar con la masa.

Espolvorear las crepes con azúcar o mermelada tibia.

 

 

 

EL CENTRO POMPIDOU EN PARÍS

 

Centre Georges Pompidou Paris – Photo Cristian Bortes

Este edificio de cuatro plantas, que parece “vuelto del revés” con su estructura, sus conductos de colores y sus ascensores hacia el exterior, se encuentra en el corazón de París, entre algunos de los inmuebles más antiguos de la capital.

Centre Pompidou Paris

El “ Centre national d’art et de culture Georges-Pompidou (CNAC)”  o centro Pompidou se encuentra en el 4º “arrondissement” de París.

Eglise Saint-Merri et Fontaine Stravinsky Paris

Su entrada está cerca de la iglesia Saint-Merri, en la plaza Georges Pompidou, un lugar agradable con un estanque y varias fuentes.

Entrée Centre Georges Pompidou Paris

Obra de los arquitectos Richard Rogers, Renzo Piano y Gianfranco Franchini, fue construido durante el mandato del presidente Georges Pompidou cuyo deseo era dotar la capital de un espacio cultural que presentara obras de arte moderno y contemporáneo en todas sus formas: pinturas, esculturas, música, design, cine, teatro… y de una importante biblioteca pública de información abierta a todos.

Centre Georges Pompidou Paris

La arquitectura del edificio fue muy criticada por la opinión pública, cuando se inauguró el centro Pompidou en 1977. Hoy, es una construcción emblemática de Paris y uno de los museos de arte moderno y contemporáneo más importante del mundo.

Une exposition au Centre Pompidou Paris

El centro Pompidou alberga más de 70 000 obras. Cada año ofrece más de veinte exposiciones monográficas o temáticas que van dirigidas a todos los públicos  . Ofrece una extensa programación de espectáculos de música, baile y teatro, así como sesiones cinematográficas y conferencias y debates sobre artes visuales.

La galerie des enfants centre Pompidou Paris

Una galería especialmente reservada para los niños, propone a los más jóvenes talleres y programas de sensibilización al arte.

Kandinsky Centre Pompidou Paris

El centro Pompidou es el único museo en el mundo que presenta, a través de un recorrido cronológico una vista general completa de las creaciones de los siglos XX y XXI, desde los grandes maestros del modernismo como Matisse, Picasso, Kandinsky… hasta los contemporáneos como Warhol, Niki de Saint Phalle o Anish Kapoor.

Vue sur Paris du Centre Pompidou – Photo Piero d’Houin

La cuarta planta ofrece un magnífico panorama de la ciudad de París…

Centre Pompidou Metz

Hay otras dos implantaciones del centro Pompidou de París: Una de ellas se abrió en la ciudad de Metz en 2010.

Centre Pompidou Málaga Espagne

La segunda se inauguró en 2015 en España, en la ciudad de Málaga.

 

EL MUÉRDAGO DE AÑO NUEVO

 


Francia ha conservado la tradición de adornar las casas con muérdago cuando llega el año nuevo.

El muérdago es una planta semiparásita de hojas siempre verdes y bayas blancas, que crece en ciertos árboles como el chopo, la encina o algunos frutales.

Para los celtas, era  sagrado y  simbolizaba  la inmortalidad ya que sus hojas permanecen verdes en pleno invierno. Los druidas le atribuían numerosas propiedades medicinales y mágicas y la recogían, cortándola con una hoz de oro durante el solsticio de invierno.
La gente colgaba el  muérdago en sus casas para  alejar los malos espíritus, tener salud, suerte, buenas cosechas y prosperidad. También era símbolo de paz; cuando dos personas enemigas se encontraban en el bosque debajo de una planta de muérdago, tenían que dejar las armas y suspender la pelea hasta el día siguiente.

Hoy en día, el muérdago es parte de las decoraciones de Navidad en numerosos países de Europa y se suele colgar sus ramas en la puerta o en el techo de las casas.

En Francia, se practica esta costumbre durante el periodo navideño, pero el muérdago se relaciona particularmente con la Saint-Sylvestre, el 31 de diciembre y el primer día del año.


El 1 de enero, felicitar a familiares y amigos debajo del muérdago que simboliza la alegría, la prosperidad y la dicha es un buen presagio para que empiecen el nuevo año con buen pie…

Se dice que las parejas que se dan un beso debajo de una rama de muérdago tendrán una relación maravillosa y, si son solteros, se casarán en el transcurso del año…

.

HISTORIA DEL TRONCO DE NAVIDAD

 

 

El tronco de Navidad, ”la bûche de Noël”, es un postre tradicional francés que se sirve durante las fiestas de Navidad.

Pero no fue siempre así; tiene su origen en una tradición muy remota. Antes de la expansión del cristianismo, en muchos lugares de Europa, en las Islas Británicas, en la Bretaña francesa, en la Provenza, en Galicia, y más lugares que fueron habitados por pueblos celtas, se celebraba una fiesta del fuego el día del solsticio de invierno para regocijarse por la llegada de la luz después del 21 de diciembre ya que entonces los días empiezan a ser más largos.

Esta fiesta fue aceptada posteriormente por las autoridades eclesiásticas puesto que el nacimiento de Cristo representa la llegada de la luz al mundo.

En Francia quedo establecida durante varios siglos, la tradición de quemar un tronco de árbol frutal en algunas regiones, o de roble o haya en otras, durante la velada de Navidad.

El tronco tenía que ser muy gordo, ya que se debía de consumir lentamente durante doce días o como mínimo cuatro días.

Una vez instalado dentro de la chimenea, se bendecía el tronco y a veces se regaban con vino y se le echaba sal. Una joven soltera de la familia era, a menudo, la que se encargaba de encender el fuego, con un tizón del año anterior.

A la vuelta de la misa del gallo la familia se reunía delante de la chimenea, para tomar la cena de Navidad y cantar.

Después de la combustión, los trozos que quedaban se conservaban y la ceniza se esparcía por los cultivos para tener buenas cosechas, prosperidad y protección durante todo el año.

A partir del siglo XIX, esta tradición fue desapareciendo, coincidiendo con la supresión de las grandes chimeneas en las casas y las instalaciones de estufas en su lugar. Apareció entonces la costumbre de poner velas y ramas de acebo en las mesas de Navidad.

Se dice que el postre que conocemos ahora fue creado en 1945, aunque se sabe que este tipo de pastel navideño ya existía en la región Poitou-Charente desde el siglo XIX.

La “bûche de Noël” se hace con un bizcocho genovés rectangular y plano que se unta de crema de mantequilla de café, de chocolate o de Grand-Marnier, antes de enrollarlo para formar un cilindro, Se vuelve  a cubrir de cremas y a decorar en forma de tronco de árbol.

Este delicioso postre es hoy el preferido de los franceses para la Navidad y cada región de Francia le da su toque particular.                                         

 

Antiguas entradas

© 2017 El Hexágono

Tema por Anders NorenArriba ↑

A %d blogueros les gusta esto: